Skip to main content

Preocupaciones relacionadas con el envejecimiento de la piel: Piel deshidratada

Preocupaciones relacionadas con el envejecimiento de la piel: Piel deshidratada

La evolución de la piel durante las distintas etapas de la vida.
La piel es un órgano vivo y actúa como tal: evoluciona con el tiempo y atraviesa importantes cambios.

Desde la piel delicada del bebé hasta las líneas y las arrugas de la piel madura, pasando por el acné juvenil, la piel cambia con el tiempo y exige un cuidado especial en cada etapa de la vida. Actualmente, parece fácil encontrar productos adecuados y accesibles para pieles jóvenes y maduras, pero no siempre es sencillo para la piel que envejece, que está entre esas dos etapas. Piel que no es madura, pero que tampoco es joven: ¿Qué se puede hacer con la piel deshidratada que envejece?

¿Cómo se refleja el fenómeno de la piel deshidratada que envejece?

Después de los 25 años, la piel empieza a perder su brillo, su flexibilidad y, en especial, su rebote natural.

Este fenómeno no se debe únicamente al envejecimiento de la piel: se ve agravado por factores externos y el ritmo de vida ajetreado. La fatiga, el estrés y la contaminación crean un cóctel explosivo, que hace que la piel se deshidrate y perturba la barrera cutánea. Por esa razón, el tono y la textura de la piel y el cutis se tornan opacos y se desdibujan.

Cuando la piel no tiene agua y pierde hidratación, pierde la elasticidad, la tirantez y la frescura: está deshidratada.

Signos de una piel deshidratada

Signo No. 1: Piel con signos de fatiga y que no "rebota" como antes.

"Mi piel no es tan elástica ni flexible, ni rebota tanto como cuando era joven, pero todavía no tengo arrugas. Antes, mi piel se recuperaba rápidamente tras un día intenso o una noche corta, pero ahora mis días ocupados empiezan a notarse en mi piel. Mi piel es menos flexible y menos radiante". - Sophie, 28

Signo No. 2: Piel áspera y sedienta.

"Ahora mismo, siento que mi piel tiene sed. La siento deshidratada constantemente y se vuelve áspera... Tomo mucha agua y trato de cuidar mi piel tanto como puedo. Aunque la hidrato a la mañana, siempre hay un momento del día en que la siento seca". - Natalia, 38

Signo No. 3: Limpiar mi piel la empeora.

"Incluso si logro mantener mi piel hidratada todo el día, cada vez que me limpio para eliminar impurezas y los restos del maquillaje, arruino todo: mi piel se pone tirante e incómoda, como si se hubiera deshidratado de nuevo". - Perrine, 32

Si tu piel muestra algunos de estos síntomas, es probable que esté deshidratada. En esas circunstancias, no dudes en usar productos suaves adecuados para la piel deshidratada que envejece, que no solo te hidrata a diario, sino que además no degrada la barrera cutánea. De hecho, una piel deshidratada necesita una rutina de cuidado de la piel de hidratación todos los días.

La rutina anti-edad nocturna ideal para el cuidado de la piel

La rutina anti-edad nocturna ideal para el cuidado de la piel

Los ingredientes anti-edad más importantes: Retinol, Acido Hialuronico, y Helioplex

Los ingredientes anti-edad más importantes: Retinol, Acido Hialuronico, y Helioplex