Skip to main content

Cómo proteger tu barrera cutánea

Cómo proteger tu barrera cutánea

El rol de la barrera cutánea

El agua es parte esencial de la vida. En un cuerpo adulto, 70% de la piel es agua. Dos tercios de esa agua están en las profundidades de la dermis, y el tercio restante está en la epidermis. La piel actúa como escudo natural ante las agresiones externas y regula la pérdida de agua. La hidratación es fundamental para mantener la salud de la barrera cutánea. Para tener una piel saludable, tenés que suministrarle agua frecuentemente y proteger su barrera cutánea.

Sin embargo, el envejecimiento de la piel y las agresiones externas son factores cruciales que previenen que la película hidrolipídica (una película de protección que cubre la superficie de la piel) cumpla su función como barrera y regulador de la pérdida de agua.

Las perturbaciones de la barrera cutánea y sus consecuencias

Es bastante sencillo: si perdemos hidratación, la piel pierde vitalidad y se deshidrata.

Si la piel no tiene agua, su función como barrera se deteriora antes. La barrera cutánea pierde cohesión y la piel se deshidrata y pierde elasticidad y flexibilidad. Aparecen las líneas de piel seca y la piel se torna áspera y sin brillo.

Cómo entender mejor la diferencia entre una piel hidratada y una piel deshidratada:

Piel hidratada

Cómo proteger tu barrera cutánea

Piel correctamente hidratada
Capa córnea

(Barrera natural)

Piel deshidratada

Escamas en los lípidos intercelulares (el cemento de la piel)
Consecuencia: se pierde agua más rápido

Cómo proteger tu barrera cutánea

Piel que sufre deshidratación
Capa córnea

(Barrera natural)

La consecuencia de esta falta de agua es la deshidratación de la piel. La piel deshidratada puede generar una sensación de tirantez, un tipo de hipersensibilidad que se da cuando no se usan productos adecuados. A veces, para recrear la película hidrolipídica, la piel deshidratada también produce un exceso de sebo: es lo que se conoce como reacción hiperseborreica. La barrera cutánea necesita agua y es preciso rehidratarla.

Sin embargo, el estado de piel deshidratada es pasajero y reversible. Usando productos para la barrera cutánea adecuados, desarrollados especialmente para hidratar la piel, y adoptando una rutina de belleza y cuidado de la piel diaria, junto con un estilo de vida saludable, tu piel puede recuperar toda su flexibilidad y su "rebote" natural. Cualquier persona puede sufrir de deshidratación de la piel. Es importante prestar atención a lo que tu piel necesita para ofrecer una respuesta adecuada. También es importante entender perfectamente la diferencia entre un tipo de piel y su estado, que es transitorio. Podés sufrir deshidratación de la piel y tener piel seca, pero piel seca es un estado permanente que define un tipo de piel específico.

Encuentra nuestra rutina matutina recomendada para el cuidado de las pieles sensibles

Encuentra nuestra rutina matutina recomendada para el cuidado de las pieles sensibles

Encuentra el mejor hidratante para tu tipo de piel

Encuentra el mejor hidratante para tu tipo de piel

Descubrí tu rutina para una piel impecable NEUTROGENA®

A nadie le gusta esperar para tener una piel radiante. Descubrí tu rutina para tener una piel linda y saludable.